Huevos empanados con bechamel

Huevos empanados con bechamel
Huevos empanados con bechamel

Los huevos empanados con bechamel que vamos a preparar hoy seguro que os sorprenderá lo buenos que están, además son económicos y relativamente fáciles de preparar, por lo que reúnen todas las condiciones para hacerlos y disfrutar de ellos comiéndolos. Su preparación la vamos a realizar de acuerdo con la receta que a continuación se describe.

INGREDIENTES:


3 huevos cocidos y 1 crudo
1 diente de ajo
Perejil
50 gr de harina de trigo
Leche entera
30 gr de mantequilla
Pimienta negra molida
Pan rallado
Sal 


Ingredientes para huevos empanados con bechamel
Ingredientes para huevos empanados con bechamel

PREPARACIÓN:


Preparación de huevos empanados con bechamel
Preparación de huevos empanados con bechamel
Ponemos un cazo en el fuego con agua y 3 huevos y una vez que empiece a hervir el agua debe hacerlo durante 15 minutos aproximadamente para que se pongan duros. Apartamos el cazo, pasamos por agua fría y reservamos. A continuación preparamos la bechamel, para lo cual ponemos una sartén en el fuego con la mantequilla, cuando está derretida añadimos la harina y un poco de sal. Cocinamos durante 2-3 minutos y vamos añadiendo la leche poquito a poco removiendo constantemente hasta conseguir la textura deseada de la bechamel. Apartamos la sartén, echamos la bechamel en un plato y esperamos a que se enfríe para poder trabajarla. Pelamos los huevos cocidos, los partimos por la mitad, ponemos las yemas en un plato, las machacamos con un tenedor, añadimos el ajo y el perejil partidas ambas cosas en trozos pequeños y un poco de pimienta negra molida y mezclamos todo muy bien. Rellenamos los medios huevos con esta mezcla y los recubrimos con bechamel, pasándolos a continuación por huevo batido y pan rallado. Ponemos una sartén en el fuego con aceite de oliva y cuando éste está caliente los vamos friendo. Cuando están bien dorados por todos lados, lols sacamos y ponemos en un plato sobre un papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de aceite. Ya solo nos queda colocarlos en la fuente o plato donde vayamos a servirlos y a disfrutar de ellos calentitos que es como más buenos están.

1 comentario: